28.7.08

Se que me voy a arrepentir

Ahí lo llevas. Me dejaron pintarme la cara y me puse cejas nuevas, un bigote azul, un topo rojo en una mejilla y como si hubiera potado calimocho... como podéis apreciar mi estilo de dibujo no ha evolucionado mucho en estos años.

6 comentarios:

koko dijo...

ja ja ja!! dios que mirada de psicópata!!

Winchester dijo...

Pues yo lo veo divino... Los que son más jovencitos tienen fotos que dan menos miedo que los que somos más mayorcitos... aunque la "pluma" o lo que tenga en el pelo le hace un efecto extraño en la oreja y parece que una es enana y la otra normal...

(ahora, me diréis que "es de nacimiento" y será cuando yo desaparezca del mapa definitivamente..)

cayetanodondestas dijo...

Todos tenemos una oreja más alta que la otra, está científicamente probado. A mí me gustaría comparar esta foto con la del sujeto actual (pintado de esa guisa claro).

galais dijo...

Cómo que psicópata? Si era más mono que todas las cosas! si era la tortura de los pederastas!
Ah, doy fe de que tiene las orejas muy parecidas y al mismo nivel... lo único que las patillas a veces se las afeita cada una a su rollo...
Qué malas que sois todas...

TARRIÑOMAN dijo...

Yo de pequeño no comía (hacia la fotosíntesis y absorbía la energia de los enchufes), por eso las orejas crecieron cada una cuando pudo, igual que los huevos (lástima del plano que no salgan en el plano). Al prinicipo tenía uno tamaño coco y el otro tamaño melón, ahora los tengo los dos tamaño sandía, al fin.

Winchester dijo...

Y noy hay una oreja más alta ni más baja... es como si una tuviera dos años y otra cinco... lixtillos, que sois unos lixtillos...