28.7.08

Se que me voy a arrepentir. Por partida triple.

Rebuscando en mis sobres de fotos he seleccionado estas tres que muestran a las claras como la educación que me dieron mis padres me marcó para el resto de mi vida, definiendo tres de las pasiones que me han acompañado a lo largo de todo este tiempo.
Primero, las armas de corto y medio alcance, de gran calibre y el mundo de la balística en general; segundo, los coches y de forma más amplia el apasionante mundo del motor; y por último el sentar la cabeza, el mantener un equilibrio vital y lograr una visión correcta del mundo que me rodea.

De ahi la importancia de la educación en nuestros primeros días, esa que nos marca para los restos, como bien saben los pedagogos y educadores modernos.

9 comentarios:

galais dijo...

Qué niño más guapo y más flexible. ¿Eran hippies tus padres o fotógrafos modernos? a los míos no se les habría ocurrido sacarme una foto tan original cabezabajo...

dvd- dijo...

me alegra que me hagas esa pregunta, ni lo uno ni lo otro!!!

Winchester dijo...

Eres el amigo de Pippi... ERES TOMY, EL HERMANO DE ANUKA!!!!

koko dijo...

pasa le el potochop a la del coche pa que se te vea la cara!!

cayetanodondestas dijo...

A mí me parece que en la primera lo que te ha llevado es a desarrollar un gusto por descorchar botellas de cava, en la segunda por los viajes en coches ajenos y en la tercera a cagar en alto. Esta última es una foto digna de Photospaña la verdad. Somos el país ganador.

dvd- dijo...

tomareeeeeeeeeeeee nota!!!

juanfan dijo...

Eso fué antes e liate a bocaos con el cañon ¿no?
Es curioso, viendo las fotos de la peña, lo que nos parecemos todos de chicos. Creo que era el modelo tipo de principios de los 80. Yo quiero ver al Molina

Winchester dijo...

molina está vestido de fallera por ahí, no lo viste?

juanfran dijo...

¡¡Ostras!! es verdad, de falangista. Qué fallo el mio. No se porqué, aunque lo leí en su momento no lo relacionaba. Perdón. Yo, por mi parte ya estoy buscando alguna pa ponerla.