10.9.07

La experiencia es un grado

Cuando uno lleva más de un decenio en esto de los fanzines y se ha pateado salón tras salón y encuentro tras encuentro, no le queda otra que aprender de los errores y solventarlos para la próxima.

Ahí están lo malavideros que además de traerse los taburetes de casa nos sorprendieron a todos, muy gratificantemente, con esta nevera casera que consta de un cubo con hielos.
Habría que indicar que no les dimos tiempo a las litronas a calentarse pero nos apuntamos el cubo para el próximo salón.

Otro ejemplo a seguir, para los que llevais poco en esto, es el que os dimos los cretinos. Que hartos de tener que llevar la contabilidad de los miles de tebeos que vendemos en bolsitas o monederos chapuceros, para este encuentro nos agenciamos de una caja registradora.

2 comentarios:

Fanzine Myaku dijo...

Que buena la caja registradora! con lector de tarjetas, cheques, lector de codigo de barras... Pero me ha dicho un pajarillo que se la robasteis a alguien, que choricillos...

El Bute dijo...

No fué robada, sino devuelta a la vida después de pillarla en las obras de reforma de un carreful, que por lo visto estas cajas eran el modelo antiguo. Es verdad que Davín le tomó cariño y tuvimos que quitársela de las manos a un niño rubito llamado Alejo.Menudos canallas, pero el padre nos perdonó!!
Que quede clarito que Silvia y yo llegamos a la penúltima etapa de la ruta metalera y que los únicos que cumplieron las expectativas excalibureras(Como ya se intuía) fueron Galais y el Gnomo Malo.
Suya fué la gloria metálica, y sobre otros caerá la espada toledana y el martillo de Odín y el bicho que sale en los discos de Motorjead!!!