17.5.08

No estaba muerto, que estaba de parranda psicodélica.

El 29 de abril las espichó, a los 102 años de viejo, el Albert Hoffman (el creador de los tripis), y entre pitos y flautas se me pasó avisarlo por aquí.
Dejo este humilde pin-up a modo de homenaje al mayor inventor del siglo veintes.


Albert Hoffman, tus amigos Sanchez Dragó, Jim Henson y Robert Crumb no te olvidan!.

7 comentarios:

Samu dijo...

Me parto con la dedicatoria...
solo una puntilla, el bueno de Jim hace 18 años que no está con nosotros... :(

30_segundos dijo...

Qué grande... Tantos fines de semana de estatuas sacándonos la lengua, extraños resplandores azules alrededor de las manos y descojones generalizados (más que nada porque siempre tuvimos la suerte de saber que nada era real)...

Va por usted, doctor hoffman! Y por la dietilamida del ácido lisérgico!

cayetanodondestas dijo...

Ese resplandor me recuerda a la nocilla aquella de colores hecha de mantequilla. Todo muy hofman.

La Madre Superiora dijo...

buenisimo el jardin chichodelico!! el hipno-sapo se sale!!jajajaja

galais dijo...

es muy guapo, pero como que, haciéndolo moli, da la sensación de que tenga que venir con botones, sustos y animaciones ocultas...

dvd- dijo...

pincha en las letras de Hofman de atrás para adelante y verás!!!

WINCHESTER dijo...

Pues no sería tan bueno su LSD cuando murió de ataque al corazón!!! (ejem... con 102 años, pero quién dice que no fue de las drogas?)