12.1.08

12 mieses 12 cosas: Enero, mes del proceso creativo

Mi proceso creativo empieza,como supongo que el de muchos de vosotros, con alcanzar un estado de relajación total y absoluto. Para ello, escucho cedeses de poesía albano-kosovar leida por los niños de San Ildefonso. Como siempre, compruebo que esto no sirve para nada y paso al plan C. C de "canuto que mete miedo", obviamente.



Por desgracia, muchas veces el estado chamánico que se debe alcanzar para la creación artística se empeña en resultar esquivo para mi humilde mente. Esquivo y bastante hijo de la gran puta, por qué no decirlo. Es entonces cuando uno debe recurrir a los brebajes más prestigiosos del mundo para obtener iluminación. Excelentes caldos que abren la mente y dejan el hígado más arrugado que el cipote del tío que salía de las tripas del tío aquel en Desafío Total.



Una vez llegado aquí, lo que el cuerpo nos pide es zambullirnos en influencias externas que puedan provocar en nuestra psique conexiones neuronales que desemboquen en la conjunción de AUTÉNTICAS OBRAS DE ARTE QUE TE CAGAS EN DIOS. Mis estímulos preferidos en esta etapa son leer el "Ulises" de Joyce, deleitarme en la contemplación de los cuadros representativos del Génesis bíblico realizados por pintores mongoles del siglo IV a.c. y el canto gregoriano femenino, a ser posible, en la modalidad de 250 metros-vallas. Alimento para el espíritu, vaya.



Como es normal, así me salen luego las cosas que me salen... Yo sólo puedo pedir perdón!



2 comentarios:

koko dijo...

estas perdonado!!

El bute dijo...

me cago en mi puta vida!