10.12.07

historia del Cretino: Cretino 10 Piratas.

En principio la idea era empezar una saga de temas clásicos: Piratas, Oeste, Aventuras, Ciencia ficción, etc. Al final las mentes cretinas le dieron al tebeo el toque macedonia que siempre nos caracteriza: unos hablaban de disfraces, otros de golf, aquel dibujaba a Rosa de España y el de más allá a Joe Strummer o a Jack Handwood.


Mientras unos veían piratas cruzando los mares del caribe, otros los adivinaban atravesando la ancha castilla, en la Celsa o en la colapsada entrada principal de la ciudad, bajo la caravana provocada por un accidente múltiple.

Para acabar de arreglarlo introducimos unas páginas de piratería de estilos donde nos despachamos con Ata, Mauro Entrialgo, Máximo, Escobar, Elvis Peret, Luis Durán, Polloroto y Luis García.
De ginda Molina nos obsequió con cuatro páginas que debían haber entrado en el anterior especial bares, pero que por causas ajenas a su voluntad no pudo entregar a tiempo.
En este número comenzamos con los debates para elegir la portada, donde todos opinan y que tan buenos resultados dan, la china la pagó César que bocetó, rebocetó y nos pasó tres o cuatro chistes para incluir hasta que fue elegido el definitivo.
Javi Prieto nos envió una colección de ilustraciones tan impactantes que no pudimos por menos que incluirlas como regalo a modo de cromos cretinos. Lo del reverso de los cromos forma ya parte de nuestra historia negra.


También retomamos la sana costrumbre de hacer fiestecitas de presentación, esta vez en un local de Latina donde después de preparar mil cosas, proyecciones, bandas sonoras, pequeños discursos, etc, etc, todo acabó como siempre con el personal tomándola en alegre compañía de sus allegados cretinos.

Que sepáis que este número fue el primero en agotarse después del desaparecido número uno.

2 comentarios:

javierre dijo...

En esa fiesta tuvimos un invitado de lujo. El mudo de Amaral estuvo tomándose algo porque pasó por la puerta y vio movida.

No se quitó el gorro ni cuando jugamos al "mojca" con él.

molina dijo...

La verdad que el recinto donde se hizo la fiesta era de puta madre, así en el subsuelo underground, parecían las cuevas de altamira.
Además se nos olvidó la pancarta de cretino (cortesia santi&macu) y a los 6 meses o así la seguían teniendo. Muy majos, vamos.