12.2.09

Cuentos Mórbidos para leer con una mano libre

Raúlo Cáceres, del que ya hablamos hace unos meses, se ha autoeditado por el sistema Bubok un álbum de cómic titulado “Cuentos Mórbidos”, una recopilación de comics eróticos inspirados en el esoterismo, el misterio, los enigmas y todo tipo de leyendas, reunidos bajo el denominador común de una sexualidad extraña, bestial y romántica. Vamos, un cómic para hacerse pajas, pero con un grafísmo y unas composiciones de página magistrales.
En su página de Bubok puedes pedir el álbum por correo o descargártelo en PDF por solo 2€. Una forma cojonuda de poner en contacto al autor con el lector sin intermediarios.
http://www.bubok.es/libro/detalles/6164/Cuentos-Morbidos

5 comentarios:

Lepetomane! dijo...

¡Mú rico!

El bute dijo...

Lo vuelvo a repetir, este Raúlo es de lo mejor, original y arriesgado como pocos, aunque nunca le den un premio en ningún sitio.

Lepetomane! dijo...

Aparte de todo el rollo mórbido, que no se me ocurre nadie en el planeta tierra que lo clave como él, yo creo que representa una tradición del tebeo español que se está olvidando entre tanto MANGA y tanta "propuesta estética". Cuando uno ve su trabajo, sus composiciones, no se puede evitar pensar en lo que Eisner llamaba "los maestros españoles de los 70". Gente como Sió, como Esteban Maroto, como Hernández Palacios, que aplicaban esa estética pictórica. El tebeo que tiene en la página hecho a medias con Warren Ellis, me cago en los editores españoles por no traerlo a bombo y platillo.

A. Romero dijo...

Joer, decid tó esto mismo en "La cárcel de papel", a ver si algún ser humano normal se queda también con la copla...

El bute dijo...

Hablando de editores: Raúlo intentó repetidamente entrar en Kiss Cómic y repetidamente le largaron por aquello de que no se amoldaba a las reglas y que a ver si hacía chicas sonrientes. Justo después en Fantagraphics le compran todo Elisabeth Bathory. Los editores españoles como siempre arriesgando y dando en el clavo.
Estoy con Lepetómane! la comparación con Will Eisner es la más apropiada.