16.10.07

El civismo es una mierda

Los ayuntamientos han descubierto el concepto de civismo para agrupar todo aquello que los ciudadanos hacen y les molesta. Vale para el ruido y la suciedad, pero se olvidan que civismo quiere decir también participación política... Así, construyendo un concepto de civismo a medida, estamos copiando descaradamente las campañas inglesas.
Pero hay un problema, las campañas inglesas son exageradas, alarmistas, equiparan incivismo a CRIMEN, agudizan el sentimiento de victimización de los ancianos, por ejemplo, igualando robos o maltratos físicos a graffitis o botellones -así, cuando el yayo ve una pintada asume que está rodeado de choris-, etc. En fin, es la última variante de comunicación política que yo copiaría.
En este caso vemos que verter basura en la naturaleza es igual de grave que LAVAR ROPA por la noche y la multa asociada, similar a la que supone dejar el truño de perro. Nótese el lenguaje amenazante, los colores y, sobre todo, la cuantía de la multa bien grande. Para qué educar a la gente en la nueva norma que te acabas de inventar, si puedes acojonarla.

El tema es un poco pesado, pero lo voy a ejemplificar con unas cuantas imágenes sobre uno de los temas más recurrentes en las políticas de civismo de TU ayuntamiento: la caca de perro.
En este caso, la misma administración local que antes CRIMINALIZA (con todas las letras) el hecho de abandonar una caca en la calle.
Esto es un mix de campañas clásicas en lo gráfico (símbolo de prohibido, chucho esquemático) que sólo presentan variación en cómo sale la mierda en el cartel (humeante, tachada tipo Arare)... y en la cuantía de la multa. Mil libras, colega. Mucho más de un sueldo mensual. El último muestra algo de humor. Y es que imagínate que eres un publicista al que el ayuntamiento X le encarga una campaña de este tipo. Empiezas a darle vueltas y a encontrarle el punto... Este dice "¿tenemos que restregarte en ella tu nariz?" -es decir, tratan al dueño del perro como a un perro... maltratado, por cierto-. Nótese la presencia de un truño real.
Estas últimas pertenecen a este grupo de campañas cachondas. Ojalá el perro pudiera hacer sus cosas en la taza, pero como no, recógelas. Bueno, no está mal. No son amenazantes, al menos.

Y estas dos, son mis favoritas. Regodeémonos en el paroxismo, revolquémonos en la caca. Una tiparraca chafa una con los pies desnudos y... el niño... sí, sí... a lo Divine, se está merendando una y ofreciéndosela al lector. ¿Un mordisquito?

22 comentarios:

s8a dijo...

MIERDAS de PERRO, DUEÑOS de MIERDA !

antónimo dijo...

Demasiado suavitas para mi gusto.
Además castigar económicamente un acto incívico siempre puede dar lugar a diferencias en la percepción de la normas en función de tu poder adquisitivo. Como puedo permitírmelo, dejo que mi perro cague, contamino más o aparco donde me sale de los huevos.
Yo, directamente, permitiría que los policias locales soltaran una hostia a quien pillaran dejando mierdas en la calle. Con la mano abierta. Y a la vista de todos.
O mejor le restregaría la mierda por la cara. ¿por qué no?
Evidentemente, aumentaría el número de policias para que la medida fuera más efectiva.

Realmente no creo que el civismo sea una mierda.
Claro que si tuviera un perro de mierda, quizá pensaría diferente.

Tert dijo...

Lo dos últimos me parecen una sobrada, seguro que se han difundido?

Es muy triste y el tono es asqueroso. Pero cuando todo falla porque la gente no tiene la más mínima educación o capacidad de convivencia ya no valen los guiños simpáticos. Llega el turno de las amenazas y las multas.

En Inglaterra especialmente, no sé si es que tienen un sistema educativo de mierda o qué pero son el país con más berracos por metro cuadrado que he tenido la desgracia de visitar (id a los suburbios de Londres y flipad).
Es cuestión de tiempo que aquí se haga lo mismo: Agradecédselo a los colegas que van en el metro (o por la calle, donde sea)con el móvil como si fuera una radio (sin cascos), a los mascachapas que hasta en diciembre van con la ventanilla del coche bajada y con la música a todo rabo o los vecinos que te ponen ragatón a toda leche a las 4 de la tarde... puedo seguir 40 lineas más.
Lo que quiero decir es que esta campaña me parece lógica hasta cierto punto. No debería hacer falta ese tono, la gente en general debería preocuparse un poco más por los que tiene alrrededor, pero no es así. Y cada vez menos (al menos en las ciudades).

galais dijo...

Con el título no expreso mi opinión, sino la visió limitada de los ayuntamientos. El Civismo/Incivismo es un asunto muy amplio como para etiquetar así sólo aquello que te molesta (mierda de perro) como están haciendo muchos pueblos. Para eso, llámalo falta de educación o respeto.
En mi opinión, los ingleses hacen mal en tratar bajo el mismo prisma asuntos graves y criminales (maltrato a la mujer, tráfico de drogas) con las quejas típicas de los agüelos (pintadas). Otra cosa que hacen mal y que estamos copiando es el dar con un palo antes que enseñar, multar antes que educar, etc. Ahora a todo el mundo le parece fatal lo de las mierdas de perro, pero pensad hace 10 o 15 años, que el guarro era el que la recogía con una bolsita. No es una norma que haya estado ahí toda la vida.
Sí,todos los carteles son reales. Haced una búsqueda por imágenes con "dog fouling".

antónimo dijo...

Ya salió la educación que de todo tiene la culpa.
¿cómo te explicas tú que en un mismo municipio haya gente que recoge la mierda y gente que no la recoge?
¿Será que el ayuntamiento educa mejor a unos y peor a otros?
En temas de civismo siempre se echa balones fuera responsabilizando a quien no es responsable.
Culpabilizar a un ayuntamiento de que algunos de sus ciudadanos son unos cerdos cuando hay otros que no lo son, me parece absurdo.
Si eres incapaz de entender que una mierda en el cesped es una mina antipersona, o que la música al máximo volumen la escucha gente a decenas de metros, te mereces una multa de 40libras. Pero no por incívico. Por gilipollas.

galais dijo...

Ya salió el antónimo con su bilis que le nubla el entendimiento. Y eso que habíamos empezado bien.
¿cómo te explicas tú que los ayuntamientos estén más interesados en recoger los ingresos derivados de las multas que en informar debidamente a los ciudadanos de una nueva ordenanza? ¿Será que omiten sus obligaciones para con el deber público y están más centrados en objetivos intermedios y en sus finanzas?
En temas de civismo, cada autoridad define las cosas como le viene en gana, en lugar de molestarse en tomar el pulso a la ciudadanía sobre lo que ellos piensan que es incívico o no.
Aquí nadie ha culpabilizado a nadie, pero bueno. Los ayuntamientos tienen responsabilidades, y a mí me parece mal, por ejemplo, que a la gente que ocupa el espacio público -sentadas, manis, lo que sea- se le llame INCÍVICA, cuando precisamente están más orientados a lo público que un agÜelo cascarrabias.
Si eres incapaz de leer algo sin el chip de ir "a la contra" de lo que estás leyendo, si necesariamente el ponente tiene que llevarte la contraria para desarrollar tu argumento, te vas a llevar muchos disgustos y úlceras.

Ah, y por mí ya puedes empezar a repartir hostias con la mano abierta y a vista de todos a cada ciudadano incívico, sea por tema de perros o ruido. Y luego nos vienes a decir qué tal te ha ido y a hablarnos de democracia o de proteger los derechos de los trabajadores de El Jueves.

antónimo dijo...

¡Anda coño! Así que si el ayuntamiento, o el gobierno, o la generalitat no nos dice con carteles bien grandotes, con cuñas en la radio y anuncios televisivos lo que está bien y lo que está mal, nosotros, bobos como somos, no lo sabemos. Lo hacen para que hagamos las cosas mal y así poder multarnos impunemente.
Que maquiavélicos.
Ahora resulta que el dejar la mierda del perro en la calle es un acto de protesta contra el ayuntamiento que nos somete.
Y por si lo dudas, a mi me parece mal también que llamen incívica a la gente que protesta en la calle. A no ser que proteste sacando sus perros a cagar.

Anónimo dijo...

Qué miedo da la gente que tiene perros, gatos, loros, hamsters. Es que tú no eres amante de los animales, te dicen.

galais dijo...

Cuando en una encuesta de satisfacción ciudadana la gente se queja de la mierda de perro lo que más, a ese Ayuntamiento le ha venido a ver Dios. Significa que no tiene problemas graves, y que los que han respondido eso son cuatro obceqüeitors. Hacen una campañita para cubrir la papeleta o endurecen las multas y los obceqüeitors encantados hasta las siguientes elecciones. Lo llaman "campaña de civismo", claro, porque está de moda. Pero no se atreven a meterse de lleno en el tema uso del espacio público o participación política. Y ni siquiera el tema caca lo desarrollan bien poniendo utensilios (dispensadores de bolsas, basuras) a disposición del ciudadano o informando debidamente de la medida, cuando es de nueva implantación.
Sí, pueden llegar a ser de lo más maquiavélicos. Tema zonas verdes y parquímetros, verbigratia. Sí, muchos ayuntamientos se lanzan a poner multas como locos ante un déficit de las arcas o cuando se acercan las fiestas mayores.

antónimo dijo...

¡Vale!
Veo que tu obsesión va contra el ayuntamiento y que el el tema de las caquitas era solo un ejemplo.
Si el ayuntamiento no pone absolutamente todos los medios para evitar que la caca se quede en la acera, la responsabilidad será de él y no del dueño. Lo entiendo.

Apliquémoslo a quien tira basura o colillas en la montaña o en las playas desiertas. Si no hay papeleras cerca, no es culpa del que ensucia. Lo entiendo.

galais dijo...

No, no lo entiendes, o no quieres entenderlo.
"...cuando es de nueva implantación".
Hasta hace cuatro dias sólo rojos y feministas veían mal afostiar a una mujer. No recoger la mierda de perro es un tema relativamente nuevo en la agenda, y ha pasado a ser falta administrativa antes que un tema de mala educación en algunos sitios. Para que cambien los valores y no sólo el cálculo de incentivos, sería conveniente en un 1er momento dejar sin argumentos al ciudadano que piense escaquarse, antes que crujirle el bolsillo.
Cuando se empieza por lo segundo, no puedo evitar pensar en qué Folclórica de caché astronómico habrá contratado el Ayuntamiento para las fiestas mayores.

Y sí, las AA.PP. tienen parte de la responsabilidad cuando se quema el monte. Por no desbrozar, por no prever cortafuegos, por no disponer retenes de bomberos o protección civil en épocas críticas, etc. Es leviatán, le hemos cedido el monopolio de muchas cosas en el contrato social...

Pero en vez de poner un ejemplo tan extremo, sigamos con tu ayuntamiento. Tema meados. ¿Cómo ves que te crujan 100 euros por mear en la calle a las 4 A.M -todo cerrado- si no existen lavabos públicos? Yo no lo veo proporcional ni de recibo.

Tert dijo...

Que sí, pero aquí todos estamos dando por sentado muchas cosas. Por ejemplo: Galais, no sabemos si ese ayuntamiento ha entrado 'dando palos antes de educar'. No me creo que NUNCA antes hayan puesto carteles usando un tono más amable, sin hablar de multas.

Lo de la caca de perro en concreto viene de largo, por lo menos en España. Hace 10 años ya había dispensadores de bolsitas en bastante parques.


Puede ser lo que tú dices: para recaudar y de paso quedar de putamadre (aunque tampoco sabemos si la mayor preocupación de la peña que vive ahí son las cacas de perro o las pintadas). Desde luego si multan el dejar mierdas de perro y luego apenas hay papeleras especiales para tirarlas o lo que sea, se les ve el plumero...

Pero también puede ser que todos los cartelitos de tono amable no hayan servido para nada y que esto sea una consecuencia.
Igual soy un ingenuo de la ostia, pero me creo que si no es a través de las putas multas, a la peña no le entra en la cocorota el hacer ciertas cosas (como recoger las caquitas o poner un poco más floja la tele si sabes que son las 12 de la noche).
Vamos, que si haces un mal uso de tu libertad tocando los huevos a los demás, tarde o temprano viene Papá Estado, legisla y te jode (y de paso a todos los demás).

galais dijo...

Ok., estamos de acuerdo.

Ejemplo práctico. En la ciudad en la que vivo el ayuntamiento ha inventado una curiosa técnica de evaluación de éxito de la campaña de civismo que consiste en elaborar un itinerario al azar y contar (sí!) el número de truños. Menos que el mes pasado = éxito. Pero no hay ningún dispositivo para facilitar su recogida. Sí pusieron carteles en su día. Algo es algo.

En la ciudad en que nací un día amanecimos con la noticia de que el ayuntamiento había contratado DETECTIVES privados para perseguir y luego multar a los dueños de perros que no recogían los ñordos. Sin campaña informativa, sin dispositivos anticaca. Las dos opciones son mejorables, pero esta última es ridícula.
Por cierto, que en mi barrio estamos tan hasta el cuello de la mierda de verdad, que pisamos la de perro con garbo, "sense fer escarafalls".

santi ochoa dijo...

Continuando este debate de mierdas.
�Porqu� los perros tiene que hacer siempre sus necesidades fuera de casa? No habr�a ning�n problema en hacerlas en casa (incluso, �porqu� no? en inodoros caninos).Un perro hace todo lo que te propongas que haga. Menos domesticable y m�s independientes son los gatos y lo hacen siempre en casa sin mayor problema.
La soluci�n es sencilla, no?

molina dijo...

¿Y por qué no llevamos a nuestros perros a cagar al teatro? Quereís "mucha mierda". Pues tomar mierda a raudales.

JOSE TOMAS dijo...

El tema mierda de perro en la calle, me llega al alma. Los dueños de perros que dejan que sus bestias llenen las calles de chorongos no respetan a su prójimo, y por lo tanto, no merecen ser respetados.
Las víctimas de las mierdas de perro exigimos justicia.

antónimo dijo...

Lo que entiendo perfectamente es que a todo el mundo le molesta tumbarse en el cesped y descubrir que lo ha hecho encima de un chorongo de perro. No conozco a nadie que le guste rebozarse en la mierda. Sin embargo hay gente que recoge las mierdas de sus perros y gente que no la recoge.
Me importa una mierda lo que opinen los ayuntamientos al respecto de las mierdas. Si multan o si no multan. Si informan o si no informan. Me importa una mierda si la norma es de nueva implantación o si lleva implantada 20 años. Dejar una mierda de perro en el cesped es un acto incívico lo mires por donde lo mires. Y el responsable de tal acto merece mi más rotundo desprecio.
Prefiero que el ayuntamiento le multe con 50€ a que se gaste decenas de miles de €uros en educarle. ¿Por qué tengo que pagarle yo (o tú) la educación a un tipo o tipa que le suda el coño (o la polla) si yo me tumbo el el cesped y me restriego en la mierda de su perro? ¿Por qué hay que gastar dinero para enseñar lo evidente? Si a ti no te gusta rebozarte en mierda de perro, NO DEJES LA PUTA MIERDA DE TU PUTO PERRO EN EL PUTO CESPED. ¿no es lógico?
Lo cívico y lo incívico no es lo que dicte o no el ayuntamiento. Pero si resulta que en un pueblo o ciudad todavía hay gente que le importa una puta mierda que tú te reboces en la mierda de sus perros, qué menos que los responsables de la limpieza de las calles tomen medidas en el asunto.
Si la limpieza de las mierdas de los perros supone un sobrecoste en el presupuesto de limpieza ¿te parece ilógico que se multe a quienes son responsables de dicho sobrecoste? ¿qué hay que hacer, tratarles como niños de teta que no saben lo que hacen?
Yo, además de multarles, les soltaba una hostia con la mano abierta. Por aquello de que quizá hasta se puedan permitir el pagar 50€ sin pestañear.

galais dijo...

Que sí, leñe. Es evidente que quien deja un truño es un incívico. Cualquiera que hace algo molesto sin pensar en el impacto que tenga en sus convecinos es un incívico, y necesita una dosis de empatía. O que Antónimo venga a enseñarle civismo a Hostias. Por cierto, más que en la caca, estoy pensando en el cabrón que deja a su perro encerrado todo el día en el balcón para que no le ensucie la casa mientras él trabaja. El perro se tira llorando amargamente todo el día y amargando a los vecinos, etc.
Desgraciadamente, hace falta que venga a decirlo la Admón. para que se oficialice lo que es cívico y lo que no.
En Alemania, a partir de las 19h es denunciable por lo civil hacer ruido. Ruido como el de tirar de la cadena, por eso nadie lo hace. ¿Qué pasaría si algo así se le pusiera en las narices al ayuntamiento de Barcelona? Los usos y costumbres cambian y debemos revisar lo que es aceptable y lo que no entre todos. No sólo el ayuntamiento y/o los cuatro lobbys a los que es sensible.

A ver si se me quiere entender ya de una vez. Lo que no estoy de acuerdo es que se agrupe como INCIVISMO cosas como la prostitución o la venta de latas o cedés -claramente, harina de otro costal- junto a las mierdas de perro. Dándoles la misma importancia y llamándolas "incivismo" porque está de moda.

No nos pondremos de acuerdo en la manera de proceder de la Administración, porque yo sí creo que tiene que hacer un esfuerzo de información y comunicación -léase "educación"- antes de extender una multa.

Marnofler dijo...

Pues yo en este tema (ya sé que llego tarde) estoy con el señor Ochoa y con mi novio Molina, incluso con las hostias a mano abierta del Antónimo, que creo que se llama Luís, Luís Antónimo.

Fum dijo...

yo creo que habría que prohibir los perros y legalizar los ñus

Infinitos dijo...

¿Y lo de cogerlas con la mano no os parece de cochinazos?

Yo creo que la chica está muy setsi con el pie enmarronado y el niño no parece pasarlo mal...

s8a dijo...

fum: me haces reir; eres un artista.
Ah!y LEGALIZACIÓN DEL CABALLO...como medio de transporte.